martes, 20 de septiembre de 2016

Punto y aparte

Esta entrada tiene una carga emotiva bastante grande. Se recomienda leer con paciencia y tranquilidad.

Son muchas las ocasiones en las que me ha tocado poner un punto en mi vida. A veces, un punto y seguido, otras veces un punto final y, en ocasiones, un punto y a parte. Ejemplo de ello son los estudios, los diferentes alumnos y alumnas que han pasado por mis clases, el amor a una tierra, los talleres de teatro por los que he pasado, los grupos de amigos, el primer amor o los grupos de música... Todos ellos han puesto salsa en algún momento de mi vida. Luego, han provocado en mí una palabra. 

Saudade: Como dice Wikipedia, es un sentimiento de nostalgia o añoranza. Pero unos selectos músicos sabemos que una Saudade también son los "ecos" de Brasil. Ecos... Como un Maxixe. ¿Que qué es un Maxixe? Pues no sé. Algo de la tierra de los falos... ¿No? Ups. Fados. Error de lipotimia. ¿O es toponimia?


Esta canción entra como el agua. Como agua limpia, agua del pozo. En alguna fuente ya he bebido buen agua: Los pueblos de Navarra que habré visitado en poco tiempo. De punta a punta, no os vayáis a pensar, como si condujera un tren, un camión que se monta solo... ¡O una camioneta azul! 



De todas las cosas que he visto, podríamos hablar bastante de los animales que nos hemos encontrado por ahí, todos llenos de "bridas": Un par de pulpos, un avispón salvaje, cables que se enrollan como serpientes, vaquillas (hace un año), mariposas, un jabalí y algún que otro burro. ¡Pasen y vean, el zoológico de Adelita!

Siempre puedes quedar prisionero del brazo de alguna jamelga (o de algún jamelgo, que tal y como están los tiempos, nunca se sabe...). ¡A veces es verdad que hablo como un viejo experimentado! Pero benjamines solo hay uno, y ya me avisó: Cuando seas mayor, comerás huevos. 

Volviendo al tema de jamelgos y jamelgas, lo mejor, buscarse a una chica de Baigorri porque las navarricas son unas sosas. Igual habría que echarles alioli, o mayonesa... ¿O me vais a negar que una chica es más guapa si le queda bien una boina? "Tienes estilo chica, no cambies nunca".

Y es que, a pesar me haya prendado de los ojos de alguna que otra muchacha, no hay manera. Y eso que piensas...¿Qué pasará, qué misterios habrá, puede ser mi gran noche? Llegas a Aranaranarache(guirregomezcortabeitia) y te das cuenta de que no. Definitivamente no.

Lo he intentado, probando técnicas: les haces un movimiento sexy, les dices que "eres la Única", les tocas Campanera, les preguntas que por qué están solas, que te pone el corazón contento,... Pero siempre está el típico tiburón, venga a dar la lata, que te las quita a todas... ¡Así no ligo tocando en una década! ¡No rompáis más mi pobre corazón!

Llevo un carro y medio de sobremesas, estando los "cuatro de copas" o manteniendo una velada intensa. ¡Intensa! Esa es la palabra: Intensa. Como una bomba de chocolate, una taza de café americano, o como una barbacoa, o como un chiste malo contado a tiempo...

Nunca puedes quedarte con un solo recuerdo. Te tienes que quedar así: Uno, uno, me quedo, uno, me quedo. Mambo lado-lado. Kilikili y kolokolo. Y siempre con la canción del verano: La bicicleta, la bicicleta. -Niña, la bicicleta para el Olentzero.

Este año he aprovechado para bailar de todo: Mambos, chachachás, cumbia, danza kuduro, merengues, rumba, jotas, zortzikos,... Eso sí, ninguna de Rajoy. Y es que con esto de las elecciones tenemos un vicio... Espera, no. Tema político no, que está vetado.

En ocasiones, la verbena es dura. Si tuviera que quedarme con algo, como diría J. M. Navarro, es con lo mejor de los pueblos: Cuando te vas. Aunque también dignifico otro gran momento de una tarde-noche: El bingo. Ese deporte universal de la zona media para abajo que, sinceramente, nunca he entendido cómo juegan tanto dinero.

Finalmente, así cesan algunas cosas: De pronto. Con el pie fuera, "bi badoaz", a dar conocer por otros lares las grandezas de los polleros. La batería descansando en un rincón descansado. La guapa-sexy-neskakatxarro de la orquesta vuelve a Valladolid, el jefe se centrará en hacer arreglos con acordes chulos. Unas grandes personas de las que he aprendido mucho, he vivido mucho también y he disfrutado cada segundo. Gracias a vosotros me he convertido en un verbenero.

Pero esto es así, todo se acaba, y lo nuestro es pasar. Llega la despedida, hay que decirle agur. Pero ya sabes lo que dicen: Todos los días sale el sol, chipirón. Cuando se cierra una puerta, siempre se abre una ventana. Por eso hay que estar gora 'ta gora beti, y nunca hay tregua para los sueños. 



EQUUS, espero que esto no sea el final de un proyecto, sino el merecido descanso de un largo proyecto. Y tanto Marta como yo tenemos la suerte de ser jóvenes, y de plantear nuevos proyectos, nuevos trabajos, así como otros trabajos. ¿Qué te voy a decir? Si yo tan solo acababa de llegar...


Yo me quedo con las amistades y lazos que he tenido estos dos años. Y cómo no, en el futuro espero poder compartir más momentos musicales, encima de un escenario o viendo desde el público. Esta es una oportunidad para crear. Para innovar, para cambiar. Como Steve Jobs (salvando las diferencias): Le echan de Apple, refunda una empresa y se la recompra Apple.


P.D: Tengo el repertorio en el cubo negro de los pies de micro. Es la carpeta verde. Un día tengo que ir a cogerla.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada